Pin It

Widgets

Los jardines de Villandry: Un edén en el valle del Loira

El valle del Loira conforma una región de gran importancia cultural que alberga pueblos históricos, grandes monumentos arquitectónicos y hermosas tierras de cultivo. Un paisaje moldeado por la mano de los hombres y el río Loira durante siglos, declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en el año 2000. En este espectacular entorno se ubica nuestra entrada de hoy, el palacio y los jardines de Villandry, una elegante estructura renacentista. En el emplazamiento que hoy en día ocupa el palacio, se alzaba antaño una fortaleza feudal erigida en el siglo XII. Un bastión que fue testigo de la firma de la "Paz de Colombier", nombre que recibieron estas tierras hasta el siglo XVII, donde Enrique II de Inglaterra, primer monarca de la dinastía Plantagenet, se vio obligado a reconocer su derrota frente a Felipe II de Francia en el año 1189, motivo por el cual, entre otras cuestiones, subió al trono de Inglaterra Ricardo Corazón de León. De esta antigua estructura tan sólo se conserva un torreón, que pasó a formar parte del actual palacio.

El palacio de Villandry fue erigido en 1536 por Jean le Breton, ministro de Francisco I de Francia, el rey que tantas guerras libró contra Carlos I de España, además de ser un gran precursor del Renacimiento en Francia. El castillo permaneció en la familia Breton durante más de dos siglos, hasta que lo compró el Marqués de Castellane. Durante la Revolución francesa, la propiedad fue confiscada y a principios del siglo XIX, Napoleón la compró para su hermano José, conocido despectivamente en España como Pepe Botella. Durante el siglo XIX el jardín original renacentista fue desmantelado para sustituirlo por un jardín inglés, con un coste de mantenimiento más modesto.

La historia de los actuales jardines de Villandry comenzó en 1906, cuando un extremeño nacido en Don Benito, en la provincia de Badajoz, adquirió el castillo en un estado ruinoso. Joaquín Carvallo comenzó su vida en un entorno complicado, debido a la temprana muerte de su madre y el posterior abandono por parte de su padre, quien tras contraer matrimonio de nuevo, dejó a sus ocho hijos en una complicada situación. Joaquín, tras estudiar la carrera de Medicina en Madrid, viajó a París a trabajar con el doctor Charles Richet, catedrático de Fisiología y profesor de la Sorbona, quien en 1913 sería galardonado con el Premio Nobel de Medicina por sus investigaciones sobre anafilaxia. Aunque la vida de Carvallo dio un nuevo giro inesperado tras enamorarse en Francia de una joven estadounidense llamada Ann Coleman, heredera de un importante negocio siderúrgico. Tras formar una familia y respaldados por la fortuna de los Coleman, el matrimonio y sus tres hijos se fueron a vivir al semiderruido palacio de Villandry, que habían adquirido por ciento veinte mil francos a un anciano farmacéutico local. A partir de este momento, Carvallo abandonó la medicina y se dedicó en cuerpo y alma a devolver su antiguo esplendor al palacio.

Para recuperar el jardín renacentista, Joaquín se documentó cuanto pudo, revisando antiguos documentos sobre los palacios del siglo XVI, así como grabados sobre los jardines de las abadías benedictinas, además de la contratación de dos paisajistas andaluces, Antonio Lozano y Javier de Winthuysen, que imprimieron a los jardines un distintivo toque morisco y español.

Hoy en día, los jardines de Villandry están considerados por muchos los más bellos de Francia. Estos hermosos jardines parten de tres terrazas escalonadas. En la parte más elevada del terreno nos encontramos con el Jardín del Agua, de inspiración clásica. Se encuentra centrado alrededor de un gran estanque de agua en forma de espejo al estilo Luis XV. Un lugar perfecto para el descanso y la meditación, con una decoración menos recargada que los otros jardines y de líneas más minimalistas. En la terraza intermedia nos encontramos con el Jardín Ornamental, que constituye la prolongación de los salones del castillo. Estos jardines abarcan diversas zonas, como los Jardines del Amor, que a su vez se subdividen en las diferentes fases de este intenso sentimiento: tierno, apasionado, infiel y trágico, contando con diferentes sectores que representan cada una de estas etapas. Todas las formas que podemos observar están elaboradas con setos de boj, que se podan y deshierban a mano debido a la fragilidad de sus raíces. En esta terraza intermedia también se encuentra el Jardin de la Música, evocando con sus formas podadas diferentes instrumentos como liras, arpas, y candelabros para iluminar la partitura musical, además del Jardín de las Tres Cruces, donde los setos dan forma a la cruz de Malta, la de Languedoc y la del Pais Vasco. Finalmente, en la terraza inferior nos encontramos con el jardín de las plantas medicinales y el famoso huerto de Villandry, ubicado entre el castillo y el pueblo. El huerto se creó durante la Primera Guerra Mundial, diseñado al modo renacentista. Consta de nueve parcelas de igual tamaño, cada una con diferentes patrones geométricos que compiten en belleza entre si, alardeando de los intensos colores de sus puerros, repollos, lombardas, remolachas o calabazas, inspirado en los huertos monacales de la Edad Media y especialmente en las abadías benedictinas, que también disponían sus hortalizas bajo estas pautas geométricas. El huerto también está profundamente influenciado por los jardines italianos del renacimiento, contando con fuentes, rosales y otras flores ornamentales.

Como podéis observar en las fotografías, no existen vías de acceso para los jardineros entre los tupidos y elevados setos, por lo que se ven obligados a saltar sobre ellos evitando en todo momento dañarlos, una ardua labor que se realiza en los meses de septiembre y octubre para mantener intacta la belleza de este hermoso vergel del valle del Loira. Un lugar ideado para encontrar la paz y la relajación mediante la visión de tamaña belleza, pues como dijo su creador, Joaquín Carvallo: "El arte nace de una larga contemplación de la naturaleza mediante la cual el espíritu humano penetra en la esencia íntima de las cosas".


Jardines y Palacio de Villandry, Valle del Loira, Francia
Furcifer pardalis


Jardines y Palacio de Villandry, Valle del Loira, Francia
Peter Dutton


Jardines y Palacio de Villandry, Valle del Loira, Francia
Guillaume Baviere


Jardines y Palacio de Villandry, Valle del Loira, Francia
Guillaume Baviere


Jardines y Palacio de Villandry, Valle del Loira, Francia
Guillaume Baviere


Jardines y Palacio de Villandry, Valle del Loira, Francia
Stephane A. Gustin


Jardines y Palacio de Villandry, Valle del Loira, Francia
Peter Dutton


Jardines y Palacio de Villandry, Valle del Loira, Francia
Jerry Pank


Jardines y Palacio de Villandry, Valle del Loira, Francia
Esther Westerveld


Jardines y Palacio de Villandry, Valle del Loira, Francia
Benh Lieu Song