Pin It

Widgets

Borobudur: El templo olvidado

Borobudur integra un gigantesco templo budista ubicado en la zona central de la isla de Java, situado entre los volcanes gemelos Sumbing y Merbabu, en la actual Indonesia. Durante siglos, Borobudur permaneció olvidado por los hombres, cubierto por la espesa vegetación y soterrado entre cenizas volcánicas, aunque las razones de su abandono permanecen desconocidas, se cree que la hambruna provocada por una erupción volcánica sobre el año 1000 pudo forzar el éxodo de la población, sumiéndose en un olvido secular cuando gran parte de sus habitantes fueron convertidos al Islam durante el siglo XV.

Tras la guerra entre el Reino Unido y los Países Bajos que tuvo lugar en Java, la isla fue administrada por los británicos entre los años 1811 y 1816, asignando el puesto de gobernador general a Thomas Stamford Raffles, quien estaba profundamente interesado en la historia y el legado arqueológico de la región. En el año 1814, el gobernador tuvo conocimiento de la existencia de un gran templo oculto entre la jungla cercana a la aldea de Bumisegoro, enviando al ingeniero holandés H.C. Cornellius para estudiar la zona. Durante dos meses, un equipo de doscientos hombres dirigido por Cornellius trabajó en las labores de excavación, despejando la vegetación para arrebatar el colosal monumento a la jungla que lo había guarecido durante siglos.

El Templo de Borobudur encierra numerosas preguntas sin respuesta, y aunque no existe ninguna evidencia escrita de quién construyó la gigantesca estructura o de su propósito original, el período de construcción se ha estimado en base a los relieves esculpidos en el templo y las inscripciones utilizadas comúnmente entre los siglos octavo y noveno, considerando que su construcción se dilató durante setenta y cinco años y que fue finalizada aproximadamente en el año 825, cuatrocientos años antes de que se construyeran las grandes catedrales europeas y trescientos años antes del famoso Angkor Wat de Camboya. Se cree que el templo se erigió durante el reinado de Samaratunga, perteneciente a la dinastía Sailendra, vocablo sánscrito que se puede traducir como "Señor de las Montañas". La dinastía Sailendra fue fundada en Java Central alrededor del año 732 por el rey Sanjaya, quien instauró un imperio marítimo conocido como Srivijaya, que controló los territorios de Indonesia y el sudoeste asiático entre los siglos VIII y XIII.

En su etapa de esplendor, el Templo de Borobudur integraba un santuario y un lugar de peregrinaje budista, comprendiendo tres niveles en su estructura piramidal que representan los tres niveles de la cosmología budista, contando con una base con cinco terrazas cuadradas concéntricas y una parte central con forma de cono truncado, coronadas por tres plataformas circulares, con un remate formado por una estupa monumental que integra el último nivel, representando el eterno Nirvana. El santuario guía a los peregrinos a través de un sistema de escaleras y corredores, conformando uno de los monumentos budista más grande del planeta. Las paredes y las balaustradas están ornamentadas con bajorrelieves que cubren una superficie total de dos mil quinientos metros cuadrados, que nos narran escenas de la historia de Buda y sus vidas anteriores, así como la ley del karma a través de las distintas reencarnaciones. Los paneles narrativos de las paredes se leen de derecha a izquierda, mientras que en las balaustradas el proceso se realiza de izquierda a derecha, ajustándose a lo dispuesto en la pradaksina, el ritual de circunvalación de los templos realizado por los peregrinos que se mueven en el sentido de las agujas del reloj. El complejo del templo cuenta con más de quinientas estatuas de Buda, y en torno a las tres plataformas circulares, se pueden observar las setenta y dos estupas huecas que caracterizan el templo, estructuras budistas pensadas para contener reliquias, que probablemente derivan de los antiguos túmulos funerarios, una arquitectura extendida por todo el sudeste asiático

La ubicación de Borobudur en la cima de una colina, a quince metros de altura sobre el extinto lago que lo orillaba, hizo pensar a los arqueólogos del siglo XX que posiblemente semejara una inmensa flor de loto flotando sobre las aguas, una idea extravagante pero no descabellada que fue desechada posteriormente, pues las proporciones del templo incitan al mito, ofreciendo una exhibición de poder de la dinastía Sailendra y del monarca que ordenó su construcción. Un coloso alzado con sesenta mil metros cúbicos de roca en medio de la jungla, dos millones de bloques de piedra que debieron requerir el extenuante trabajo de un auténtico ejército de obreros e ingenieros, declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en el año 1991.


Templo de Borobudur, Java Central, Indonesia
mrskyce


Templo de Borobudur, Java Central, Indonesia
Daniel Julie


Templo de Borobudur, Java Central, Indonesia
F Mira


Templo de Borobudur, Java Central, Indonesia
null0


Templo de Borobudur, Java Central, Indonesia
Johan Wieland


Templo de Borobudur, Java Central, Indonesia
mrskyce


Templo de Borobudur, Java Central, Indonesia
mrskyce


Templo de Borobudur, Java Central, Indonesia
null0


Templo de Borobudur, Java Central, Indonesia
mrskyce


Templo de Borobudur, Java Central, Indonesia
Bart Speelman