Pin It

Widgets

El renacer del Gran Kan: La estatua ecuestre más grande del mundo

Gengis Kan, fundador del imperio contiguo más extenso de la historia, el gran guerrero y conquistador mongol que unificó a las tribus nómadas del norte de Asia, se alza de nuevo sobre las estepas que le vieron crecer. La colosal estatua del Gran Kan integra la estatua ecuestre más grande del planeta, erigida en el año 2008 y diseñada por el escultor D. Erdenebileg y el arquitecto J. Enkhjargal. El complejo de la estatua se ubica a 54 kilómetros de la capital mongola, Ulan Bator, en la orilla del río Tuul, en Tsonjin Boldog, donde según la leyenda, Temuyín encontró el látigo de oro cuando contaba con tan solo quince años. Construida íntegramente en acero inoxidable, la estatua apunta simbólicamente hacia el este, el lugar de nacimiento del conquistador.

La formidable estatua se alza cincuenta metros sobre el suelo y cuarenta metros sobre su base, con un peso de doscientas cincuenta toneladas. La base de la estatua alcanza un altura de diez metros, albergando un restaurante donde se pueden degustar comidas tradicionales de los nómadas mongoles, un pequeño museo con exposiciones arqueológicas dedicadas a la edad de bronce y la cultura del pueblo Xiongnu, así como antiguas herramientas y orfebrería pertenecientes al período de la fundación del imperio mongol en el siglo XIII, además de una sala de reuniones y un gran vestíbulo.

El pedestal de la estatua cuenta con treinta y seis columnas, que simbolizan a los treinta y seis Kanes del imperio mongol, desde Gengis Kan hasta Ligdan Khutugtu Kan, albergando las estatuas de los nueve generales que ayudaron a Temuyín a forjar su imperio. Situado sobre la cabeza del gigantesco caballo, se ha dispuesto un mirador al que se puede acceder a través de un ascensor que recorre el interior de la estatua, desde donde poder contemplar de cerca el inmenso monumento y el paisaje estepario que lo rodea. Para completar el complejo circundante, se plantarán diez mil árboles rodeando el área de la estatua y se instalarán doscientas yurtas, las tradicionales tiendas de campaña utilizadas por los nómadas de las estepas, conocidas por el nombre de "ger" por los mongoles, dispuestas bajo el mismo patrón de las marcas de yerra que eran usadas en los caballos mongoles por las tribus del siglo XIII.

La gigantesca estatua ecuestre del Gran Kan constituye un homenaje a la altura de las gestas del gran conquistador, reverberando imponente en las llanuras mongolas bajo los rayos del sol. Gengis Kan, el sanguinario señor de los mongoles que doblegó bajo su yugo a infinidad de pueblos, galopa de nuevo sobre las tierras que antaño sometió.


Estatua ecuestre de Gengis Kan. Mongolia
Mario Carvajal


Estatua ecuestre de Gengis Kan. Mongolia
Francisco Anzola


Estatua ecuestre de Gengis Kan. Mongolia
Ludovic Hirlimann


Estatua ecuestre de Gengis Kan. Mongolia
Mario Carvajal


Estatua ecuestre de Gengis Kan. Mongolia
Mario Carvajal


Estatua ecuestre de Gengis Kan. Mongolia
Al Jazeera English



Mario Carvajal


Estatua ecuestre de Gengis Kan. Mongolia
Jeremy Weate


Estatua ecuestre de Gengis Kan. Mongolia
Jeremy Weate


Estatua ecuestre de Gengis Kan. Mongolia
Jeremy Weate