Pin It

Widgets

Bibliotheca Alexandrina: El renacer de un mito

En la antigua ciudad helena de Alejandría se alzaba la biblioteca más famosa de su era, la meca de los mayores y más célebres intelectuales del mundo. La destrucción de este ícono cultural es uno de los temas más controvertidos de la historia, culpando de su pérdida a romanos, cristianos o musulmanes según las fuentes consultadas. Según algunos historiadores, la Biblioteca de Alejandría, fundada por la dinastía ptolemaica, resultó afectada en el incendio provocado por las tropas de Julio César en el año 48 antes de Cristo. Otros historiadores mencionan que el califa Umar ibn al-Jattab ordenó la destrucción de millares de manuscritos durante la dominación árabe de Egipto en el siglo VII, aunque probablemente la biblioteca ya no existía en este período. Objetivamente, se puede afirmar que la biblioteca desapareció en un momento indeterminado del siglo III o el siglo IV, quizás cuando el emperador Aureliano tomó y saqueó la ciudad en el año 273 o cuando Diocleciano arrasó Alejandría en el 297.

En el año 1987 se inició el ambicioso proyecto de construir la nueva biblioteca de Alejandría cerca del lugar estimado donde se ubicaba la antigua, bajo el nombre de Bibliotheca Alexandrina, 1.600 años después de la desaparición definitiva del mayor centro cultural de la antigüedad. Para llevar a cabo una empresa de tal magnitud, se unificaron los esfuerzos económicos de diversos países europeos, americanos y árabes, además del propio gobierno egipcio y la Unesco.

El edificio fue diseñado por el estudio de arquitectura noruego Snøhetta AS, creando un diseño de gran originalidad, describiendo la forma de un gran cilindro escorado, simulando el disco solar. Su techo, de aluminio y cristal, abarca una extensión de casi dos campos de fútbol, contando con numerosos tragaluces orientados al norte que proporcionan luz natural a la principal sala de lectura.  La pared exterior del tambor central es un muro curvo de granito de Asuán, dispuesto con bajorrelieves caligráficos de la mayor parte de las lenguas del mundo. El interior de la estructura está ocupada por una amplia sala de lectura dispuesta en gradas descendentes. Este descomunal cilindro inclinado tiene su base bajo el nivel del mar, pareciendo flotar sobre el lago artificial que lo rodea. Desde una altura de treinta y tres metros, la brillante cubierta desciende gradualmente hasta enterrarse bajo el suelo. Observado desde la distancia, con los rayos del sol reverberando sobre la superficie metálica, produce el efecto de estar presenciando el amanecer del disco solar sobre el horizonte.

Anexos a la gran biblioteca se han construido un complejo de edificios que albergan un centro de conferencias, un planetario, un laboratorio de restauración de manuscritos, museos de ciencia, caligrafía y arqueología, así como cuatro galerías de arte para exposiciones temporales. Se estima que la nueva Bibliotheca Alexandrina podrá albergar ocho millones de libros, contando con numerosas donaciones de organizaciones internacionales procedentes de todo el globo. Un inmenso centro cultural supervisado por cerca de seiscientos funcionarios, constituyendo el renacer de uno de los grandes mitos de la historia humana.


Bibliotheca Alexandrina, Alejandría, Egipto.
Albert


Bibliotheca Alexandrina, Alejandría, Egipto.
Dan Lundberg


Bibliotheca Alexandrina, Alejandría, Egipto.
Dan Lundberg


Bibliotheca Alexandrina, Alejandría, Egipto.
xorgger


Bibliotheca Alexandrina, Alejandría, Egipto.
Barcex


Bibliotheca Alexandrina, Alejandría, Egipto.
CarstenW.


Bibliotheca Alexandrina, Alejandría, Egipto.
dustinpsmith


Bibliotheca Alexandrina, Alejandría, Egipto.
xorgger


Bibliotheca Alexandrina, Alejandría, Egipto.
dustinpsmith


Bibliotheca Alexandrina, Alejandría, Egipto.
Ben Snooks